Topografía senil (2018)

Colectiva Ex Alumnos Uniacc en Sala CCU, Agosto 2018

Por medio de la composición de un todo por la unión de sus partes.

Ingrid Wildi Merino

La obra de Javier Mansilla se enmarca desde la pintura hacia los desplazamientos volumétricos, escultóricos y objetuales, analizando y problematizando su representación desde las dicotomías entre; realidad versus ficción, sintético versus orgánico, naturaleza versus paisaje, salvaje versus domesticado. Mansilla cuestiona las problemáticas medioambientales en nuestra realidad local,  lo que  conllevan a trabajar con materiales de desecho, desarrollando un tipo de estética precaria de imaginarios cotidianos reutilizando objetos de uso ordinario para cuestionar problemáticas que trascienden lo medioambiental y se conecten al transito migratorio de personas. Uno de sus primeros trabajos pictóricos realizados en Nueva Zelanda donde residió en una estadía en Workingholiday, donde realizo el proyecto I Hope you like it,- (Espero que te guste, -), Mansilla realiza retratos pintados de  personas migrantes sobre formularios para la obtención de tarjetas de New World, customer card, exponiéndolas en la Galería None en Duniden en Nueva Zelanda. Esta obra lo conllevo a realizar mas tarde,  retratos de migrantes en contextos populares como método de dialogo con comunidades migrantes en Santiago. Con este trabajo Mansilla nos muestra diferentes maneras de entender el mundo en cual vivimos sobre los desplazamientos de personas buscando un territorio habitable, dando a ver diferentes formas  de  existencia por parte de personas migrantes. Mansilla pone en cuestión el medio de la pintura como representación desde la historia del retrato en Chile principalmente a partir de lo pictórico, pero sin dejar de aludir al dibujo, color y composición. En su trabajo posterior,  el paisaje se transforma en el escenario y origen de la vida. Así, kilómetros de paisaje  contenidos en una acuarela del pintor chileno Valenzuela Llanos, pasan a representar el paisaje dominado, el paisaje domesticado, el paisaje saqueado y contaminado- plástico, agua, barro relacionándolo con lo sintético y lo orgánico posicionándolo con la visión del artista desde una perspectiva ecológica. El trabajo fotográfico  de Javier Mansilla para la muestra en la CCU, pone en cuestión los términos “paisaje” y naturaleza. Una gran imagen que hace eco a las gigantografías publicitarias para futuros proyectos  de inversionistas inmobiliarios, deviene en una voluminosa fotografía, re-trabajada por el artista anticipando el devenir de la naturaleza en “paisaje” para fines de lucro. El trabajo de Mansilla nos recuerda el proceso de colonización de Chile y el uso del término “paisaje” como clave para comprender la configuración espacial de la nación en la época de la colonia. Desde la historia sabemos  los mecanismos de la colonización, se encargo de apropiarse de cada fragmento del territorio chileno aún no colonizado, mapeándolo, catalogándolo, transcribiéndolo y dibujándolo desde cada uno de sus detalles para mas tarde, volverlo digerible para el sistema económico. Con la obra titulada Topografía senil, realizada para muestra CCU, Mansilla nos hace ver como la representación de un paisaje se disuelve y se contrapone al marco dado para su representación como obra de arte para un salón de exposición. La forma que Mansilla utiliza para el desarrollo de este trabajo, es dar a ver como la compresión de una representación al quererla comprimir en una superficie mucho mas pequeña, la superficie pierde su consistencia desasiéndose hasta colgar y caer fuera de su marco y contención.